Una voluntaria pasa tiempo con su familia hospedera en Mongolia

Alojamiento

Sumérgete en la cultura local mientras disfrutas un alojamiento seguro y limpio

Como parte del costo de tu programa, te ofrecemos un alojamiento seguro, cómodo y cerca de donde trabajarás como voluntario. Nuestras opciones de alojamiento y la experiencia de intercambio cultural que te brindan son otras de las razones de por qué somos el estándar de excelencia en programas de voluntariado y pasantías en el extranjero.

Vivir con una familia hospedera

Uno de los aspectos que hace que un voluntariado o pasantía en el extranjero valga la pena es la oportunidad de descubrir un estilo de vida diferente al tuyo. Al vivir con una familia hospedera tu experiencia irá mucho más allá que la de un turista.


Nuestros proyectos te permiten explorar el mundo, sumergirte en diferentes culturas y comprender los problemas específicos de los lugares que visites. Nuestro alojamiento familiar te da la oportunidad de vivir como un habitante local y sumergirte en la cultura local. En el proceso, crecerás como persona y comprenderás mejor a los demás.


Tu familia hospedera se convertirá en segundo hogar. Verás que tener una familia amable cuando vuelvas de tu programa cada día es la mejor forma de ajustarte a tu vida en otro país. Un entorno hogareño respaldándote te dará la confianza de concentrarte en ayudar y conocer tus alrededores. ¡Y no estarás solo! Tenemos una gran comunidad de voluntarios en nuestros destinos y haremos lo posible para que vivas junto a otro voluntario de Projects Abroad.  


Nuestras familias hospederas son cuidadosamente elegidas por su seguridad, comodidad y amabilidad. Además, muchas están relacionadas con nuestros programas. Por ejemplo, podrías vivir con un maestro o la directora de una de nuestras escuelas asociadas o con el doctor de un hospital en uno de nuestros programas médicos.


Tendrás una habitación modesta, pero cómoda. Las familias hospederas viven en casas y vecindarios seguros y son monitoreados cuidadosamente. Nuestro personal local de tiempo completo realiza chequeos de forma regular, incluyendo uno justo antes de que llegues.


También nos aseguramos de que puedan ofrecerte comidas caseras de calidad. La gastronomía es la mejor forma de conocer una cultura, ¡así que prepárate para llenarte de comida típica!


Siguiendo nuestro compromiso de influir de forma positiva en las comunidades donde trabajamos, las familias hospederas reciben un pago justo. Les hacemos entrevistas para asegurarnos de que son amables y de que están motivados por las razones correctas. Te darán la bienvenida a su hogar y familia, dispuestos a compartir sus costumbres y conocer tu cultura.


Creemos que vivir con una familia hospedera es una experiencia increíble que hace que nuestros programas sean realmente únicos.

Madre hospedera preparando una comida tradicional en hogar de familia hospedera

Alojamiento compartido

Cuando no es posible que te quedes con familias hospederas, organizamos un alojamiento compartido con otros voluntarios. Este suele ser el caso de nuestros Voluntariados de Conservación, donde vivirás en reservas de vida salvaje o justo en medio de la selva.


Este tipo de alojamiento suele ser en departamentos o casas de huéspedes y vivirás con otros voluntarios y pasantes. Esto te dará la oportunidad de conocer a personas de todo el mundo y tener amigos internacionales.


Tu alojamiento será limpio, seguro y cómodo. Un cocinero preparará tus comidas diarias, así que también podrás conectarte con la cultura local a través de su gastronomía. 

Jóvenes voluntarios en el extranjero prueban la comida local en su alojamiento compartido

Otras opciones

En algunos de nuestros proyectos podrás elegir entre diferentes tipos de alojamiento, que incluyen familias hospederas, alojamiento compartido, hoteles o casas de huéspedes.