You are from: United States, Go to our American website. Close

Almudena Peralbo Pliego - Fisioterapia en Tanzania

Vista de un paisaje con campesinos y su ganado en tanzania

Pensamientos Antes del Viaje

Todo comenzó en verano cuando llena de oportunidades y de tiempo para mí quise volver a embarcarme en el terreno socio-sanitario y viajar a un continente, un país que siempre he querido conocer, que ya conocí una parte del continente con 20 años en el viaje de final de curso de mi carrera, y que tenía ganas de disfrutar de manera solitaria y conviviendo con su cultura.

Para ello busqué minuciosamente en qué proyecto iba a funcionar mi primera vez en esta aventura. Projects Abroad me ofreció una gran variedad de destinos y ámbitos de trabajo por lo que me fue fácil poner la confianza en ellos. Tenía que preparar muchas cosas y todas las dudas fueron solventadas con gran rapidez y entendimiento por parte de la organización.

Este proceso de preparación duró los dos meses que me planteé para poder estar 4 semanas en Tanzania y concienciarme de mi papel, el idioma y la convivencia que suponía un viaje de esta envergadura de manera solitaria.

Todo este proceso fue fácil ya que mi ilusión y ganas estaban en su máximo esplendor y mis expectativas eran altas.

Experiencias durante el proyecto

Nada más llegar, la organización estuvo pendiente de llevarme a mi familia de acogida y presentarme quién estaba allí. Una vez sola, empecé a sentir cómo podía ser la vida allí y analicé cómo era el comportamiento de la familia.

El primer fin de semana estuve de turismo con las voluntarias en la isla de Zanzíbar, el cual fue una experiencia única y las voluntarias fueron muy acogedoras y comprensivas con mi idioma que era de principiante.

Al llegar el primer día de trabajo conocí a los fisioterapeutas que iban a enseñarme durante las tres semanas siguientes. Mis experiencias en este aspecto fueron las que esperaba ya que las patologías eran muy comunes en España también. Finalmente en el transcurso de los días, y viendo diferentes pacientes, me enriqueció el poder tener contacto de nuevo con ciertas patologías y las diferentes técnicas que se usaban en el hospital. Aprendí bastante sobre la intervención del fisioterapeuta en Tanzania y la manera de educar al paciente en la prevención de riesgo en lesiones futuras. Además de poder involucrarme en la escucha de reuniones cada semana de todos los doctores, en las que se hablaba tanto en Swahili como en inglés y pude interiorizar bastantes expresiones típicas y el funcionamiento de allí.

Experiencias sobre tu familia de acogida y la gente de la comunidad local

Cuando conocí a todos los miembros de mi familia de acogida me sentí muy afortunada al poder pasar mi mes de Noviembre con ellos ya que todos fueron muy hospitalarios y los niños los primeros días querían hacer muchas actividades conmigo. Al pasar los días empiezas a notar que tienes que cambiar varios aspectos de tu vida cotidiana ya que es una convivencia de muchas personas con los recursos básicos a compartir, pero siempre de lo poco que tenían te ofrecían. No puedo estar más satisfecha de lo cuidada que me he sentido con ellos. Incluso personas de la familia muchas tardes te involucran en sus actividades como ayudar a la tarea de los niños, ir de paseo con los mismos, disfrutar del parque habitual en el que en ocasiones venían niños del vecindario...Y la mejor oportunidad se me presentó cuando un paseo por Mikocheni hizo que descubriera las calles y actividades típicas que podían hacer los jóvenes que aprovechan los recursos de la zona: campo de fútbol, juegos de mesa, pequeños locales para ocio...Esos días hicieron que me diera cuenta de lo unido que puede estar una zona sin apenas conocerse, todo el mundo saluda con una sonrisa. Incluso cuando diluvia y está todo lleno de caminos inaccesibles por el agua, se sigue manteniendo una vitalidad por seguir con sus vidas con la misma energía.

Experiencias con los otros voluntarios

Estoy muy agradecida por la suerte que he tenido al conocer a mis compañeros. En cuanto sabían mis límites con mi comunicación fueron pacientes y comprensivos conmigo. Debo casi todo mi conocimiento del día a día a ellos, ya que la organización me hizo una introducción el primer día, pero mis compañeros hicieron el resto para poder involucrarme en las actividades y sentirme como una más en cada propuesta de conocimiento.

Gracias a mis compañeros voluntarios he podido conocer más allá de la zona en la que estaba ubicada, por ellos solo voy a tener momentos inolvidables.

Almudena Peralbo Pliego

Esta es la experiencia personal de un voluntario en el proyecto y es el panorama de un momento específico. Tu experiencia puede variar, pues nuestros proyectos se adaptan constantemente a las necesidades locales y a los logros obtenidos. Los cambios climáticos estacionales también pueden tener un gran impacto. Contáctanos para obtener más información sobre lo que puedes esperar de este proyecto.

Volver al menú de las Anécdotas de los Voluntarios