Seguridad y Bienestar Animal durante el Voluntariado

En Projects Abroad creemos que el voluntariado y el turismo pueden lograr un impacto positivo en la conservación de animales y vida salvaje.


Estamos comprometidos a garantizar que todos nuestros proyectos internacionales sean evaluados e investigados exhaustivamente para garantizar que no se relacionen de ninguna forma con crueldad animal.


Siempre animamos a nuestros voluntarios a tener una experiencia amigable con los animales cuando se ofrezcan como voluntarios en el extranjero y que sean consientes de los posibles efectos negativos de las actividades turísticas que involucran animales.


Nos hemos asociado con varias organizaciones internacionales líderes en el bienestar animal: Defensores Internacionales de los Animales (ADI, por sus siglas en inglés), Four Paws y Sociedad Mundial para la Protección de Animales para promover la protección y bienestar de los animales en nuestros proyectos y en los países donde trabajamos.


Todos nuestros proyectos cumplen nuestros altos estándares y los requisitos igualmente estrictos de estas organizaciones.


Nuestra política de bienestar animal se refiere específicamente a la forma de tratar vida salvaje, pero también aplicamos las bases de estas normas (tratar de forma compasiva a todos los animales y su derecho a una vida digna) a animales domésticos y ganado.

Nuestros Principios sobre el Bienestar Animal

Creemos que:


  1. Los animales pertenecen a su hábitat natural. Cualquier animal debería vivir en su entorno natural siempre que sea posible. Si no lo es, deberían encontrarse en un entorno seguro con condiciones lo más cercanas posibles a su hábitat.
  2. Los animales no deben ser heridos. Deben ser tratados con cuidado y compasión. Deben ser manejados sólo con la capacitación y orientación de expertos.
  3. Los animales deben ser tratados con dignidad y respeto. Un animal salvaje no existe para entretenimiento de nadie. Sólo deben ser admirados en su hábitat natural y bajo sus propios términos. Los animales no tienen por qué realizar actos o tareas para entretener a la gente.
  4. El cuidado de los animales y la protección de vida salvaje es un compromiso a largo plazo. Cualquier participación en su cuidado y protección no deben ser tomados a la ligera.
  5. Los planes y arreglos a largo plazo para liberar a los animales en la naturaleza o su cuidado en un hábitat o recinto son esenciales.
  6. Proteger a los animales y vida salvaje de la explotación no sólo es responsabilidad de unos pocos o algo en lo que pensar sólo cuando viajas o haces un voluntariado. Todos tenemos un papel, al viajar y desde casa. 


Nuestro enfoque


Nuestros Principios sobre el Bienestar Animal guían todos nuestros proyectos internacionales. Nos aseguremos de que:


  • Exista un objetivo claro y duradero para todos nuestros proyectos, teniendo en cuenta los efectos a largo plazo para los animales y vida salvaje. Lo que nuestros voluntarios hacen es importante y realizamos un seguimiento de nuestros resultados y progreso.
  • Exista un procedimiento claro para tratar a los animales y cómo hacerlo. Hacemos hincapié en que como voluntario aprenderás sobre los animales que estás ayudando.
  • Colaboramos de forma cercana y logramos acuerdos con todos los lugares donde colaboramos en todo el mundo para garantizar la seguridad y protección de los animales y nuestros voluntarios.


No respaldamos ninguna actividad u organizaciones que dañen a los animales o vida salvaje y no dirigimos a nuestros voluntarios a dichas actividades y organizaciones, ni siquiera en su tiempo libre.

Lo que esperamos de nuestros voluntarios

Esperamos que todos nuestros voluntarios, no sólo los que participan en proyectos de Cuidado Animal o Conservación Ambiental, apoyen la forma correcta de tratar animales y vida salvaje y que sigan nuestros Principios de Bienestar Animal.


Alentamos a nuestros voluntarios de cualquiera de nuestros proyectos a que eviten visitar cualquier organización o empresa que explote o dañe animales y que informen a nuestro personal local si presencian o sospechan de dichas actividades.


Nuestro consejo a todos los viajeros


Algunas experiencias con animales pueden parecer inocentes en la superficie, pero esconden una cruel realidad. La oportunidad de acariciar un tigre podría significar que el animal fue sedado o que sus dientes fueron removidos. Pasear sobre un elefante sólo es posible si el animal ha sido sacado de su medio salvaje a una edad temprana y ha sido obligado a aceptar un jinete.


De acuerdo con las recomendaciones de nuestras organizaciones asociados, alentamos a todos los viajeros a:


  • Pensar críticamente antes de visitar o hacer un voluntariado con una organización que clama estar involucrada en el cuidado o conservación de los animales
  • Recordar que los animales salvajes pertenecen a la naturaleza y sólo deben ser vistos en su hábitat natural, un santuario acreditado o un centro de rehabilitación
  • No pagar para tomarse fotos con animales salvajes
  • No pagar para tener un encuentro cercano con animales salvajes. Esto incluye montar elefantes, nadar con delfines o acariciar grandes felinos, como leones  
  • Evitar los eventos que promueven la crueldad animal, como corridas de toros, peleas de gallos o circos que incluyan animales salvajes en sus espectáculos
  •  Nunca comprar souvenirs relacionados con animales o tomar algo de la naturaleza, como dientes, pieles y partes de animales