You are from: United States, Go to our American website. Close

Voluntariado Comunitario Maroon en Jamaica

 
  • UBICACIÓN: Parroquia de Saint Elizabeth
  • TAREAS: Asistir en diversas tareas de la comunidad, que podrían incluir enseñar informática, jardinería y proyectos de preservación cultural
  • REQUISITOS: Los voluntarios necesitan nivel fluido de inglés
  • ALOJAMIENTO: Familia hospedera
  • PRECIOS:  
  • ¿QUÉ ESTÁ INCLUIDO? Comida, alojamiento, viaje desde y hacia el aeropuerto especificado, seguro, transporte desde y hacia el proyecto donde trabajarás, página web personal, introducción y orientación, apoyo 24/7
  • ¿QUÉ NO ESTÁ INCLUIDO? Vuelos, costo de la visa, gastos individuales
  • DURACIÓN MÍNIMA: Desde 3 semanas
  • FECHA DE INICIO: Flexible
 

Ya sea que te encuentres en tu año sabático, vacaciones de verano o una pausa en tus estudios, si deseas sumergirte en la cultura tradicional de Jamaica, este proyecto con la comunidad de cimarrones podría ser una perfecta oportunidad de voluntariado para ti.

Los cimarrones jamaiquinos fueron esclavos que escaparon y lucharon contra los británicos durante el siglo 18; y el término en inglés, maroon, fue adoptado por sus descendientes. Los cimarrones en Jamaica siguen siendo, casi en su totalidad, autónomos, y están separados de la cultura jamaiquina. Estas vibrantes comunidades son inaccesibles, a menos que se les visite en un tour. Los voluntarios del Proyecto Comunitario Maroon viven en Accompong, ubicado en las colinas del municipio de St. Elizabeth. Accompong es una de las comunidades cimarronas que quedan en Jamaica, y algunos residentes de la comunidad son Rastafaris.

Care in Jamaica

Los voluntarios que se unen a la comunidad cimarrona en Accompong estarán alejados del ruido y ajetreo de la vida citadina. Dependiendo de cuándo comiences tu proyecto, puede o no que haya otros voluntarios viviendo en la comunidad. Entre los proyectos en los que puedes participar están los siguientes:

  • Clases de computación
  • Proyectos de preservación cultural
  • Mantenimiento del jardín de yerbas
  • Enseñando en escuelas primarias a niños de entre 6 a 12 años
  • Trabajando en la biblioteca
  • Trabajando en un programa de alfabetización con la comunidad (enseñando a los adultos a leer y escribir)

La Comunidad Accompong cuenta con los servicios básicos y es hogar de 168 casas, con una población estimada de 576 personas. Al menos la mitad de todas las cases alberga tres generaciones.

Voluntariado Comunitario con Cimarrones en Jamaica

Schoolyard

La fuente principal de ingresos en Accompong es la agricultura, realizado por el 90% de los hombres. Las mujeres generalmente se quedan en casa, mientras que 10% tiene una tienda y otro 10% son agricultoras. Los principales temas que afectan a la comunidad son el desempleo (16% de la comunidad está desempleada), la falta de profesores capacitados, mala educación en el hogar, analfabetismo, poca preservación cultural, falta de un área de juego para los niños, falta de acceso a un servicio de salud adecuado, falta de señalización de seguridad, caminos en mal estado, y escasez de agua en algunas áreas. Las comunidades cimarronas están excluidas del apoyo estatal externo y no reciben beneficios de programas sociales y de infraestructura.

La historia de Accompong data desde hace más de 200 años. Hay historiadores orales y documentos que cuentan la intrigante historia del pueblo de Accompong. Los jamaiquinos consideran que los cimarrones son gente especial y los tratan con respeto, debido a su galante lucha por la libertad. Esto les da un lugar único en el corazón de los jamaiquinos, en especial de aquellos con conocimiento académico de los eventos históricos que los llevaron a la libertad de los británicos. Son recordados cada año, el 6 de enero, con una gran celebración comunitaria, que se festeja a nivel nacional y recibe mucha atención mediática.

Los voluntarios viven en Accompong con una familia jamaiquina, quien se asegurará de que te sientas como en casa y parte integral de la vida comunitaria. Los voluntarios deberán tener una actitud madura y saber trabajar de forma independiente.